All for Joomla All for Webmasters

Podopediatría

El niño tiende a empezar a caminar en la posición en la que ha dormido, y duerme en la posición en la que se ha gestado. Si cuando un niño está en el vientre de su madre tiene una alteración con una torsión y cuando es pequeñito al dormir la mantiene, empezará a gatear con ella y empezará a caminar con ella.

A veces, algo tan sencillo como es cambiarle la postura cuando tiene 5-6 meses, o jugar con sus pies estimulándole para que haga movimientos en todos los planos de movimiento, es suficiente para corregir estas alteraciónes de tipo congénito.

Las alteraciones más frecuentes de la marcha son la pronación, que consiste en un pie que se inclina hacia adentro, muy típica en niños, que también puede y suele presentar las rodillas en forma de "x", y la supinación, que consiste en un pie y tobillo con tendencia a salir hacia afuera, típico de los futbolistas, quienes además suelen tener las piernas en varo o forma de paréntesis.

Las típicas dolencias podales de la tercera edad son las durezas, callos, metatarsalgias y alteraciones en las uñas, si bien todas tienen tratamiento.

Es importante por ejemplo controlar su frecuencia de caídas - ya que si caen demasiado es que puede haber un problema en su forma de andar - si caminan con los pies excesivamente “hacia adentro” o con un ángulo de marcha anormalmente abierto o cerrado.

Es imprescindible someterse en cualquier momento a una valoración biomecánica en los supuestos anteriores, también en caso de que una extremidad se mueva de manera muy diferente con respecto a la otra y por tanto se esté frente a una marcha asimétrica; si existe dolor en pie, rodilla, cadera o espalda; o si se presentan dudas sobre la constitución física al percatarse de que una pierna puede ser más larga que la otra.

A partir de los 3 años sí es conveniente hacer revisiones periódicas en los niños, para ver que su apoyo es correcto. El niño no se suele quejar porque es aún muy elástico y es muy difícil que tenga dolores por un problema de apoyo, pero también se pueden detectar y tratar las alteraciones susceptibles de crear un problema posterior.

Centro Boros de Podología - Tu podólogo en Rivas Vaciamadrid