All for Joomla All for Webmasters

Pie problematico en el adulto

El pie adulto puede llegar a desarrollar una serie de problemas que pasamos a explicar a continuación.

LAS LESIONES POR SOBRECARGA

Se conocen como lesiones por sobrecarga o sobreesfuerzo aquellas lesiones del aparato locomotor ocasionadas por movimientos repetitivos y estereotipados, típicos del ámbito doméstico, -laboral y deportivo.

Las principales localizaciones y problemas que ocasionan son:

- HUESOS: Fisuras y fracturas por sobrecarga
- ARTICULACIÓNES: Capsulitis, sinovitis
- LIGAMIENTOS: Distensiones, rotura parcial o total
- TENDONES: Distensiones, roturas, sinovitis, tenosinovitis
- MÚSCULOS: Rigidez, desinserciones, roturas parciales o totales

Las sobrecargas con dolor localizado relacionado con una actividad determinada. La exploración física evidencia en muchas ocasiones la causa de la lesión.

En su tratamiento en fase aguda es fundamental el reposo, no necesariamente absoluto, sino con disminución y modificación de la actividad mecánica. Esto se complementa con medios físicos como hielo, y farmacológicos como los analagésicos antiinflamatorios, siempre bajo control médico.

A medio plazo es necesario realizar modificaciones del esquema motor, modificando la técnica o gesto deportivo si es necesario, el calzado utilizado para la actividad, así como el programa de entrenamiento, en términos de frecuencia, intensidad, superficie y ritmo de reanudación.

No podemos incluir todos los cuadros clínicos relacionados con sobrecarga del miembro inferior, pero nos referiremos brevemente a los más frecuentes.

GONALGIA:
Define el dolor en la parte anterior de la rodilla, concretamente en la rótula o zona que lo rodea, provocado por la actividad física.

La principal causa es el desequilibrio funcional entre el músculo cuadricipital y el vasto interno. En este caso el cuádriceps tracciona anormalmente la rótula, provocando dolor. La desalienación biomecánica de la rodilla, genu varo o valgo, también predisponen a esta patología.

El abanico terapéutico es muy amplio: va desde la colocación de plantillas o soportes plantares, hasta la aplicación de antiinflamatorios locales y sistémicos, pasando por reposo, fisioterapia, ultrasonidos, vendajes funcionales, corrientes interferenciales, masajes, etc.

OSGOOD SLATER
Define el dolor localizado en la tuberosidad anterior de la tibia. Es una apofisitis en la inserción del tendón rotuliano en la tuberosidad tibial anterior. El dolor se agudiza con la extensión forzada de rodilla, o en posición de rodillas.

TENDINITIS AQUÍLEA
Define el dolor en el tendón de Aquiles provocado por la actividad física. Su principal causa es mecánica, por sobrecarga, traumatismo repetitivo provocado por el roce con el calzado, o bien espontáneamente.

Frecuentemente se acompaña de tumefacción y dolor circundante, crepitación, rigidez tras el reposo y debilitación de la potencia de impulso e incapacidad de marcha de puntillas. Si este cuadro no se trata adecuadamente de inicio, puede degenerar localmente llegando incluso a una fibrosis crónica incapacitante, que requiere tratamiento quirúrgico.

Una localización específica, en la apófisis posterior del calcáneo, en una edad preadolescente, da lugar a un cuadro concreto conocido por enfermedad de Sever.

FASCITIS PLANTAR
Se define como el dolor en la región plantar, inicialmente a la altura del borde anterior del calcáneo, provocado por la deambulación. Puede progresar hacia la parte anterior de la planta. Está asociada a multitud de problemas, desde el exceso de peso, la sobreactividad, el calzado inadecuado, la superficie de deambulación, malposiciones del pie, contracturas musculares, hallux límitus o rígidus, etc.

El tratamiento para esta dolencia siempre será conservador, encaminándose hacia el control de la alteración mecánica mediante plantillas personalizadas a la patología de base y a la actividad.

METATARSALGIA
La metatarsalgia se caracteriza por el dolor en la zona plantar, en la zona metatarsal que es la que precede a los dedos, se manifiesta al dar un paso, o para ser más precisos, cuando se realiza el despegue. Un zapato inadecuado, una suela demasiado delgada o un talón excesivamente alto suelen ser las causas, pero hay personas que tienen un tejido adiposo pobre. La grasa plantar permite almohadillar y hacer que los metatarsianos se apoyen en el suelo. No obstante, lo más habitual es que estén producidas por trastornos del pie como los pies cavos, planos o con juanete, junto al uso de un calzado incorrecto.

No deja de ser una afección caracterizada por una inflamación de las articulaciones metatarsofalángicas. Cuando el ser humano camina, el pie siempre entra por el segmento externo y entonces se inicia una secuencia en la que el eje de traslación va desde el quinto dedo al primero, que es el propulsor.

Si en esa secuencia se despega por metatarsianos que no tocan, el segundo o el tercero,se producen molestias. En ocasiones, incluso aparece un derrame articular, comparable a lo que se sufriría si los nudillos de las manos se inflamaran.

Un examen físico suele ser suficiente para dar un diagnóstico; en raras ocasiones se recurre a una radiografía.

El tratamiento para esta dolencia inicialmente siempre será conservador, encaminándose hacia el control de la alteración mecánica mediante plantillas personalizadas a la patología de base y a la actividad.

Las metatarsalgias pueden también deberse a patologías mas específicas, como la osteonecrosis de Freiberg o Köller II o el neuroma de Morton, por pinzamiento del nervio plantar intermetatarsal.

NEUROMA DE MORTON
Un Neuroma de Morton es un dolor muy fuerte de muy poca duración que obliga al paciente a pararse si está caminando y que en ocasiones requiere la necesidad de quitarse el calzado y masajearse el pie, tras lo cual los síntomas desaparecen. Esta dolencia es bastante más frecuente de lo que parece e incide especialmente en el sexo femenino.

El origen de esta afección es un nervio en el dorso del pie que, en el punto de bifurcación hacia los dedos, se inflama, se engrosa y forma un pequeño quiste.

En función del tipo de pie y de la manera de caminar, ese bulto membranoso queda comprimido entre los metatarsianos, causando el citado dolor. Así, pues, la causa primaria de este trastorno podría residir en un defecto mecánico de la marcha, que al provocar un roce entre el nervio y el hueso, va creando poco a poco el quiste. No se ha probado que el tipo de calzado tenga nada que ver con la aparición del Neuroma de Morton, si bien un calzado fisiológico (sujeción correcta, de punta no estrecha, etc) siempre será más recomendable.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, aunque una resonancia magnética lo confirma definitivamente. El procedimiento siguiente pasa por aplicar la cirugía con el fin de extirpar el caparazón membranoso que causa el dolor. Tras la intervención se recomienda siempre el uso posterior de soportes plantares personalizados.

ENFERMEDAD DE SEVER
En el niño, una de las causas más frecuentes de dolor en el talón es la enfermedad de Sever, conocida también con el nombre de apofisitis del calcáneo. Una alteración más propia de niños que de niñas. Es un dolor que aparece a nivel del talón sobre todo al realizar actividades físicas. Las estructuras de crecimiento del hueso no son paralelas al crecimiento muscular del tendón. Es un motivo frecuente de visita al podólogo en niños.

La enfermedad de Sever se caracteriza por un dolor localizado en la parte posterior del talón que puede aparecer desde los seis hasta los 12 años aproximadamente, que esta en función de la calidad del hueso del niño en su época de crecimiento, y se da especialmente en aquellos niños que practican deporte.

Suele ser un dolor que el niño lo manifiesta después de un entrenamiento o al día siguiente y es un dolor que va y viene a temporadas. Es un dolor punzante, un dolor vivo, que obliga en ocasiones al niño a ir cojeando.

Al ser una zona que debido al crecimiento está relativamente inflamada se da más en niños que practican deporte por el golpeo del talón en el suelo al ser repetitivo y virulento.

El reposo ayuda a disminuir el dolor, si bien es muy necesario saber cómo se practica deporte, ya que hademás de utilizar las zapatillas adecuadas, hay hacer el movimiento natural del ejercicio sin forzar articulaciones innecesarias, controlar los apoyos del pie, etc.

El tratamiento suele basarse en la recomendación de reposo en fase aguda, evitar ciertos ejercicios, cambiar el tipo de calzado y si es preciso medicación, mediante antiinflamatorios, así como técnicas de fisioterapia, y en el peor de los casos, la inmovilización mediante yesos. Habitualmente mejora con medidas conservadoras asociadas a plantillas personalizadas con taloneras.

TALALGIAS
Se entiende por talalgia el dolor situado en la parte posterior del píe, a la que denominamos talón. Esta afección se caracteriza por dolor en la planta del pie y sobre la parte interna del talón que puede manifestarse al dar el primer paso del día. Las talalgias pueden producirse por 4 motivos principales:

Causas metabólicas.
Algunos tipos de enfermedades reumáticas, pueden cursar con calcificaciones de las partes blandas, con la consiguiente configuración del espolón calcáneo.

Anomalías anatómicas.
La presencia de anomalías en la configuración del calcáneo, tales como excrecencias óseas o huesos supernumerarios, así como las secuelas de fracturas o intervenciones quirúrgicas, pueden dar lugar a la aparición de dicha patología.

. Secuelas infecciosas.
La inflamación o infección de las partes blandas del talón provocados por abscesos en los espacios virtuales de los compartimentos de la parte posterior del talón. (Bursitis, cuerpos extraños etc.)

Anomalías biomecánicas
Ciertas circunstancias como son los pies cavos, por su configuración mecánica y anatómica, son mucho más propensos a sufrir talalgias, por la calcificación de la fascia plantar, la tendinitis de inserción del Aquiles o de la misma fascia. El acortamiento del sistema de tracción Aquíleo-calcáneo-plantar está sometido a mucha tensión con la consiguiente sobrecarga en su tramo final a nivel del calcáneo.

En ocasiones la marcha en supinación (apoyar por la parte externa de los pies) provoca la tendinitis de la inserción de la fascia plantar, es el caso más frecuente en la gente joven y deportistas de élite, caso que se resuelve fácilmente con la confección de plantillas personalizadas que compensadoras de dicha anomalía mecánica.

Tanto la fascitis plantar como el espolón calcáneo siempre tiene un pronóstico benigno, otra cuestión son los plazos de curación, ya que pueden ir desde unas semanas hasta prolongarse durante meses. Uno de los factores que intervienen en la fascitis plantar o espolón calcáneo es la obesidad.

En primera instancia, el tratamiento para esta dolencia siempre será conservador, encaminándose hacia el control de la alteración mecánica.

HALLUX VALGUS
Entendemos por hallux valgus (juanete) la deformación del primer dedo hacia el lateral externo ( abducción), junto con una exóstosis o excrescencia ósea característica a nivel de la articulación metatarsofalángica, que le confiere la imagen característica.

Los principales factores causales son morfológicos, fundamentalmente el pie valgo y la excesiva cortedad del primer metatarsiano, que se desplaza hacia fuera dejando al dedo en posición semiluxada respecto a este metatarsiano, con lo que rota sobre si mismo y se coloca de forma infraducta (debajo) o supraducta (arriba) respecto a los demás dedos

Los factores sobre los que podemos tener especial cuidado son aquellos relacionados con la prevención, fundamentalmente mediante compensación ortopédica con soportes plantares y calzado adecuado.

Los calzados estrechos de antepié, así como el exceso de tacones provoca mayores problemas al hallux valgus.

La confección de plantillas tiene como finalidad la compensación del de las insuficiencias que provocaron la deformidad. Dichas plantillas deben ser personalizadas y de gran comodidad.

Leave a comment

Centro Boros de Podología - Tu podólogo en Rivas Vaciamadrid